17/9/08

¿por qué me llamo Aroa? O cómo la gente llega a este blog buscando a los Chunguitos

Pues no sé, decía yo de pequeña, tratando de negarme que mis padres, hacían así un homenaje a cierta serie de dibujos animados llamada El Perro de Flandes, una imitación de Heidy pero que trascurría, supongo, en Flandes. Mi abuelo decía que mi madre se parecía a la niña de trenzas y mi padre llamaba así a mi madre hasta que me tuvieron a mí y recogí el testigo. Y gracias porque si no podría llamarme Gregoria o Concepción, quién sabe (lo siento por los que llegaron después…)
Luego descubrí que hay una zona de Venezuela que se llama como yo (oh! Esto es mejor para soltárselo a ciertos sujetos… estupendo). Un valle, una sierra, un río e incluso una playa se llama Boca de Aroa, por donde pasó Dani cuando allí anduvo y miró desde el autobús para darme el primer testimonio de cómo era.
Luego, que si del germánico antiguo significa noble, buena gente (claro) … a ver, pero no hila con que yo me llame así…
Pero, lo mejor llegó más tarde. Una noche de los 14 años, andaba yo viendo la televisión. Sorpresa, sorpresa, y ahí va Isabel Gemio y se acerca a una Muchachilla y le dice: Me han contado que estás muy triste porque no tienes una canción con tu nombre. Anda, y yo, pensé. Y la niña: siii. Y yo: aquesellamaaroa, aquesellamaaroa… Y la Gemio, contoneando el micro como ella hacía: cómo te llamas, y la niña: A-ro-a.

Pues sí tienes una canción.
Y entonces allí, sobre el escenario, aparecieron ellos, Los Chunguitos y cantaron.




La otra parte de la historia es que cuando era pequeña, mis padres acostumbraban a ir a un videoclub llamado ‘López’ en Usera. Mi madre recuerda haber visto allí algunas veces a Los Chunguitos y sostiene la teoría de que esa Chaborrilla, hija de un chungo, le debe el nombre, ya que probablemente su padre se lo escuchara a los míos, en los pasillos de aquel videoclub: aroa, no cojas películas, aroa no corras, aroa, …

Gracias infinitas Chunguitos por traerme tantas visitas al blog buscando vuestro arte.


9 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Seguro que no fue tu madre que oyó la canción y te plantó el nombre?

Mega dijo...

Yo ya te he leido en otra parte lo de los Chunguitos, ¿a que sí?

Besote

NáN dijo...

no, no hila. Nos dices las cosas más horripilantes y te vas con una sonrisa y tarareando... lalalálalá...

¿Buena gente tú? ¡Amos anda!

Virginia Barbancho dijo...

Haaaaala!!! has redecorado tu blog!

Pues lo que te dije anoche, lo mantengo, a mí me da que tu nombre es como vasco, no? Aroa... suena a norte, por lo menos

Cecilia Alameda Sol dijo...

Hemos cambiado la decoración, está bien innovar de cuando en cuando, sobre todo si es para mejorar.
Es estupendo llamarse de una forma diferente a las demás personas porque así no te confundes cuando alguien te llama a tus espaldas. Lo que no sabía era lo de los Chunguitos, pero ahora me fijaré.

LUISA M. dijo...

Una simpática anécdota, Aroa.
No conocía esa canción de Los Chunguitos... "se llama Aroa... es tan bonita como una rosa..." Además, no todo el mundo tiene una canción con su nombre, ¿verdad?
El cambio de diseño te quedó bien.
Saludos.

brujaroja dijo...

Yo siempre tuve la certeza de que te llamabas aquella serie que no puedo situar en el tiempo (¿sería en mi infancia? ¿sería en la de mis hijos? es lo que ocurre cuando ves dibujos animados en distintas épocas de tu vida). De aquellos dibujos vinieron muchas Aroas, como de la serie Poldark vinieron Demelzas, y, peor aún, de La casa de la pradera surgieron muchas tocayas mías, cuando yo era una especie de isla solitaria en un mar de nombres ajenos. Ahora mi nombre es uno de los más comunes. Y todo por culpa de la puñetera familia Ingalls...
Besos, Aroa, es un gusto pasarse por aquí...

Anónimo dijo...

Hola, recuerdo bien ese capítulo de sorpresa sorpresa, me gusto tanto la canción que es el nombre que le dare a mi hija....Gracias¡¡¡

Anónimo dijo...

hola, como puedo ver el video del capitulo de sorpresa sorpresa? el de aroa ke le cantan los chunguitos lo recuerdo muy bien pero no lo encuentro .