16/9/08

dónde

Dónde estuvo el futuro cuando me despisté de él. Cuando invisible el acero en la silla coja me sujetaba. Y no pude ver. Cuando me aberraban las aceras de las calles y el volante. Cuando vi a los compañeros que lloraban. Dónde estaba yo que subí a un volcán para escribirlo. Dónde anduvo el verso cuando dentro estallaba por cualquier parte. Dónde yo. Donde los artículos determinantes entregados dolidos llenos. Imposible contar cuando sucede. Imposible vivir para contarlo. Y desconfiar entonces de esta página que no pasas, que no tocas. Que hoy está aquí y dónde está mañana. Dónde aquella pilita de libros en la mesa y yo a contrarreloj por mentirosa y diciendo que ya estaba que podía que sucede. Y el empeño. Y el telón sin saber si detrás estábamos ya todos preparados. Y el teléfono al suelo por los nervios nunca con ira. Dónde la energía del no dormir. Donde la vitamina la tensión alta de la sangre donde el verbo adecuado sucio oscuro. Hace falta llorar para derramar lo que se acumula como alto de armarios donde nunca miras. Donde la imaginación el desenlace de las casas las páginas. Qué difícil el genio y mantenerlo.


Regresando

aunque no sepa de dónde.

3 comentarios:

silvana melo dijo...

Ay, compañera... qué te ha estado pasando. Me conmueve este texto y sospecho que hay mucho atrás. Lástima no saberlo, Aroa querida, para tener la palabra justa. Aquí estamos, tan lejos pero tan cerca. Y a pesar de la distancia justo vine a visitarte cuando te encontré así.
Abrazos del alma

ETDN dijo...

No estés triste, mi niña.
Al menos sabes adónde regresas.
Necesario grito cuando el interior estalla, cuando por fuera hay que callar sin quererlo, cuando las verdades se van por los ojos de las mentiras que se teclean con las manos.

Luego te abrazo, ¿vale?

¿Y el cambio de look de la página?
Más blanco, luminoso.
¿Y el patio? Tiene que estar precioso cuando se vista de otoño, deseando verlo.

bss

aroa dijo...

a mí es que me gusta mucho cambiar los muebles de sitio, así que eso, traído al blog, siginifica que mi inquietud se refleje en los cambio que en él haya proximamente... cualquier cosa puede pasar

silvana: si algún día caigo por Argentina, verdad que te veré? que nos tomaremos el mate al fin?

etdn: no preocuparse por los significados de la palabrería
pero luego me abrazas y yo contenta

besos mujeres