9/5/08

en la calle, en el mundo

Medio en pijama, aunque nadie lo sepa, he bajado esta mañana al super de la esquina a comprar leche. Esto es el centro de Madrid. Al fin. En la acera de en frente de mi casa está el mundo. Pescados con sus bocas abiertas en los mostradores, la carne colgada tras los cristales. Una mujer arrastra un carrito por la acera despertando a los perezosos. Hay una frutería que huele a huerta. Y una mercería de esas llenas de cajitas en altísimas estanterías. A cada lado de mi puerta hay un bazar, chino. En ese baúl oriental inmenso lo encuentras todo. Allí canela, jarras de agua, allí el martillo y las noticias de la muralla. Al otro lado, desde donde ahora escribo, un locutorio con una sonriente mujer morena, más joven que yo a la que siempre pillo almorzando tras la encimera. Cada día que vengo, regreso a Córdoba. Ya saben a cual. A cuando robaba segundos a la jornada del periódico para enviar saludos, tranquilizantes palabras a mis padres, desde donde cometía errores como escribir a quien no debía ‘te echo de menos’.
Ayer, cuando volvía de la Asamblea de Madrid, tras escuchar a la especie de ‘ken’ que hace en Madrid de consejero de Sanidad que la sala de prensa era estupenda para fumar porros… puse la radio. El alcalde de Teguise, Lanzarote, con un acento extrañamente extranjero, explicaba que los centros de inmigrantes son muy malos para el turismo. Entre risas, el señor alcalde, el excelentísimo, se atrevió a decir esto: “no puede ser que la gente vea a los inmigrantes al lado del hoyo 18 del campo de golf, no quedan bien”.
En frente de mi casa está el Centro de Atención al Refugiado de Madrid. En su puerta, quién sabe de dónde vengan, están sus corrillos de soluciones, sus esperas. No les miro. Pero a mí me gusta cruzar sus corros, sentir sus lenguas extrañas. Me hace sentir parte del mundo. Me hace recordar cuando no estuve aquí y las palabras hablaban del otro lado, de este, el que ahora habito.

Hay a quien le gusta venir a verme cuando los cierres están levantados. Abrir y cerrar los ojos. Ser consciente.

13 comentarios:

Lara dijo...

Qué vuelta deliciosa,
si todas las promesas estuvieran así de cumplidas.
Nos debemos dos visitas (yo arreglé el porche para ti).
Un abrazo graande.
Con el cierre abierto.

Mega dijo...

Sin duda el cinismo del "excelentísimo" no tiene perdón.

Habría que enviarlo al extranjero en una situación difícil para ver cómo se las apañaba y, de paso, aprendía a pensar las palabras.

Eso: no eches el cierre.

Anónimo dijo...

Hola Aroa!!, un placer conocerte el otro día en el Zanzibar, y ahora descubro y me paro un poco a leerte por aquí...sin duda un descanso para la imaginación esto de entrar en tu mundo... ;)
Venga q te invito yo también al mío...
www.myspace.com/evarivers
Un besito
Eva

María dijo...

en la calle, en el mundo...cómo lo define todo, yo también me sentía así al principio cuando abría la puerta de mi casa y el sol me daba en pleno Chueca y en las calles una maraña de personajes y tanta vida por doquier...

cómo disfrutamos Madrid los que hemos sido perifericos...

y tú cómo no vas a disfrutar, con esa casa, esa ventana en la cocina...

lo que nos queda jar, lo que nos queda...que bello!!

Anónimo dijo...

Por cierto, a lo mejor te ayuda este enlace para lo del articulo q me dijiste q querias escribir sobre los centros de menores

http://www.madrid.org/cs/Satellite?c=CM_InfPractica_FA&cid=1132041353977&idConsejeria=1109266187278&idListConsj=1109265444710&idOrganismo=1109266227723&language=es&pagename=ComunidadMadrid%2FEstructura&sm=1109266100977

Un besito de nuevo

Eva

Anónimo dijo...

Bueno no sales bien la dirección con el corta y pega, si ejjjj queee, bueno es facil encontrarlo poniendo centros de menores comunidad de madrid en el google... en el tercer o cuarto enlace q sale tienes una clasificación de los recursos de menores de la Comunidad. Y el Instituto del menor y la familia está en Gran Vía 14.

Ciaooooo
Eva
PD. Ya no pongo más comments por hoy va!, jiji

AROA dijo...

gracias Eva! voy a darle a eso, cuando vaya a salir te aviso..
y gracias por pasar por aquí, aquí tu casa, bienvenida, qué sorpresa!
Un abrazo

Maríííííííííílla: ji, para bello, el repaso, lo que escrubiste hoy. mega... sí, todo un ímbécil el tipo

Bueno, larit, habrá que poner solución a estas descordinadas citas nuestras.

Xavie dijo...

Un placer su vuelta, señorita.
Un placer.

Y sin comentarios lo del consejero y lo del alcalde. Sin comentarios.

Un beso,
X.

Felipe dijo...

Hay sitio para todos, simplemente es abrir hueco y compartir con ellos sus experiencias.
Comprender sus inquietudes y vivir a su lado, as� seriamos todos m�s felices y no habr�a tanto rencor.
Un saludo

alejandro dijo...

EEEEH DE REGRESO
QUÉ GUSTO
UN ABRAZO

david dijo...

¿Segura de que nadie lo sabía, lo de casi en pijama? Mira que la gente es mu pilla, y hay informaciones privilegiadas, ¿eh?

Sobre la inmigración, la derecha es lo que tiene.

Sobre los idiomas, a mí me encanta no entender a la gente por la calle. Da exotismo y libra de entender bobadas. Y me hace sentir mundial. Mundano. No se me ocurren más palabras que empiecen por "mu" excepto mujer, y mujer no me hacen sentir. Creo. Hmmm, no, no. No lo hacen.

Bello barrio el tuyo, en cualquier caso. Rarísimo centro, que parece tan remoto.

conde-duque dijo...

Qué bien que hayas vuelto a la vida...

lottery dijo...

Thanks to the owner of this blog. Ive enjoyed reading this topic.