17/6/09

nocturno

Encima de la cama: la caja de las cartas amarilla y El Libro de los Prodigios donde yo aprendí a leer. Y a quién le importa. Todas mis vainas reunidas junto a mí: los trabajos y los versos, lo olvidado, las cerillas, las encendidas tardes de aquella habitación. El mal bajío.

Ahora puedo irme sin cruzar el umbral.

Leo de noche y comienza a llover al otro lado y dentro.

Yo soy la niña que teme que se enloquezcan las células de su alma. Terrorismo tabú del cuerpo contra el ser humano.

Yo soy la niña.

Que teme.

Metabólico cambio de las esencias.

Contraer la elegancia en su justa medida, si se desborda la falda al caminar a quién a quién le importa.

Qué más darán los geranios si nunca serán quebrados por ninguna mano.

El sol cae sobre el Atlántico. Y seguirá cayendo aunque no estén mis ojos para mirarlo.

Pero nadie dirá si es hermoso. Él científico así me lo dijo una tarde. Me lo dijo lleno de ojos.

Y luego un dolor de cabeza y la tensión en el labio superior, extremo izquierdo.

Ya palpita el herpes neurótico.

Ahora escucho a un perro obscenamente pequeño que pone tilde a la Luna

donde nadie me busca.

9 comentarios:

trovador errante dijo...

El ambiente respira desapariciones, tan cerquita unas de otras que se tocan, hasta se mimam, y acompañan.

A alguien le importan esas cosas tan... ¿nuestras?...mi mejor amigo siempre dice que no somos especiales, somos de lo más corriente tirando a normópatas.

Buenas insomnes noches sin miedo al despertador, y un beso.

Aroa dijo...

normofobia llamaría yo a lo que padecemos...
buenas noches errante
siga su camino

david dijo...

A mí me importa, y yo te busqué, aunque durmiera. Ya sabes, la costumbre de los dormidos, en braceo y los tumbos por le colchón.

Buen día, y que Rumanía respete tu sueño.

Lara dijo...

esto es como un secreto o una gran intimidad a la que podemos asomarnos aunque asuste

Mega dijo...

"Yo soy la niña que teme que se enloquezcan las células de su alma. Terrorismo tabú del cuerpo contra el ser humano."

Ese temor es lo más parecido a la conciencia del ser.
Un abrazo y buenos días

Anónimo dijo...

A mi también me importa......

Este texto asusta......

MA

Anónimo dijo...

Para quitarle hierro recuerdo un diálogo de La Vida de Brian:

-Brian a la multitud: tenéis que pensar por vosotros mismos...
-Multitud al unísono: tenemos que pensar por nosotros mismos
-Brian a la multitud: porque sois tods diferentes.
-Multitud al unísono: Sí, somos todos diferentes....
-Individuo en medio de la multitud levantando el brazo:...yo no.

Su humilde servidor

NáN dijo...

chapeau

Aroa dijo...

no se asusten

que a veces la realidad no supera a la poesía

ficciónense