12/6/09


Los restos siguen tiernos

en las venas.

Aún lo blanco

se expande por el agua.

Juraría

que un bálsamo de Luna

nos retiene las huellas

por el cuerpo.

Juraría

que seguimos mirándonos de frente

detrás de los espejos

hasta que un día

uno u otro

sin seguir manuales ni ornamentos

aparte la mirada.

8 comentarios:

Lara dijo...

El cuchillo.

¿Ves?

Y:

!!!

ETDN dijo...

Um. Sí, puñalada de versos finales.

Suele ocurrir, pero ¿y si no?
Quiero creer en miradas condenadas a sostenerse.

¿nos vemos mañana? Si vais darme un toque a partir de las 6 al móvil para quedar. Es gratis y al aire libre. besotes

NáN dijo...

Bel.la, te tego un poco abandonada (a ti y a todos, cosas de las vacaciones).

Pero un texto así hace que me lance a decirlo, sin pensar, ni analizar ni ná de ná.

Qué bueno y sangriento.

virgi dijo...

Te descubro ahora y todo me parece muy bueno. Te felicito y te sigo.

david dijo...

Sí, sí. Pero no está mal apartar la mirada. A veces se ven espejos retrovisores, o si vienen coches por los pasos de cebra, o si caen cajas fuertes o pianos de mudanzas en cuartos pisos.

Y si no se aparta la mirada no se ve de nuevo luego, cuando vuelve.

Y por lo demás: ... (!)

(Me dice google que diga "honchear", así que yo honcheo)

Incombustible dijo...

Vengo, aunque tarde, a felicitarte por tu libro.

Disculpa las ausencias, estaba ocupada resolviendo conflictos internos y externos. Pero vuelvo y sigo leyéndote

Un beso

ev dijo...

Escribes precioso.

Mega dijo...

sin seguir manuales ni ornamentos...

la naturalidad es cambiante, sí

Besos