31/8/11

este libro es una herida

Soy incapaz de elegir un fragmento, explicar un corazón mostrando solo una arista de la cicatriz. Así que escojo estos que forman parte de un poema fracturado.


APERTURA

1.
Abre la puerta y mira dentro.
Todo está en su sitio.
El corazón palpitando
los ojos de lechuza cerrados.
El cabello de serpentina volcado sobre una oreja.
Se alza una mano para tocarlo.
Un rítmico zumbido se apresura delante de la ola.
Una mujer vuelve la cabeza
y espera, no, cruza a zancadas el césped.

2.
Abre la puerta y mira dentro.
El gato negro mágico araña el sofá.
La lámpara de medianoche va perdiendo luz.
Una mujer se quita la ropa.
Su pijama ha sido planchado
y se mete en una cama de flores.
Ofelia yace en el estanque del parque,
huérfana por un instante en la oscuridad.
Cántame una canción, tesoro, te lo suplico.

6.
Abre la puerta y mira dentro.
Un alfiler bajo la cama.
Una capa polvorienta en la mesa de despacho.
Minucias y microbios, el miedo a no poder
prevenir lo inevitable. Será.
Lo que tenga que ser. El eratismo de lo oscuro,
la disolución del instante.
El ratón se arrastra fuera de su casa,
recuerda dónde comió por última vez una larva.

Elegía
(Bartebly, 2010)

8 comentarios:

Lara dijo...

impresión!

Aroa dijo...

el nombre de la autora es un enlace a un artículo de Público

la historia que esconde el libro es una historia de dolor agudo hecha página

Jesús Miramón dijo...

Qué versos más potentes los de Mary Jo Bang, me gustan. Gracias por el descubrimiento.

NáN dijo...

Bang! En todo el pecho.

lotronan dijo...

Bonico del tó

Aroa dijo...

Qué gustito da leer tener un encuentro con una poeta asi.

virgi dijo...

Esa tía es increíble.
Besitos, Aroa

Aroa dijo...

En esas circunstancias, tendría cabeza para escribir, sería escribir la única terapia?
Beso.