8/8/08

He conducido durante horas por carreteras distintas porque soy mujer que se agarra al volante y no se suelta fácil. Hay otras que, mientras el sol nos muele con su dolor necesario, se limpian la cara con la química en una trastienda de barrio. Luego tendrán cientos de niños guapos, con bañadores rojos de diminutas flores. Son mujeres que miran para fuera todo el tiempo y poco para dentro. Leo Madame Bovary mientras dos insectos de colas largas copulan en mi ventana haciendo un ruido que, desde luego, carece de placer, pero le atinan a la vida. Y en el aire.
Hay mujeres cuyas pieles se hoyan como una sardina al sol pierde el apresto. Como una playa que nunca de noche fuera arrasada de agua enloquecida.
Mujeres sin pelo en los rincones, sin arrugas, sin dolores en la memoria.
He llegado hasta un sur extraño. Los volcanes no siempre nacen de los mismos excesos.
He conducido muchas horas.
Cabo de Gata. Donde la alegría de las niñas me espera sin máscaras.
Y refrescos para el alma y el zapato.
Madrid-Cádiz-Málaga-Almería.
Y no me quejo.
Tal vez ellas,
en fin...
eso es quejarse.

14 comentarios:

NáN dijo...

¡Te he pillao! Recién puestito. Miras tanto para adentro. Me gusta leerte. Y sin embargo, creo que nunca hemos tenido una "conversación". Uno se pone a hablar contigo y miras tan fijo que uno se dice "déjalo, no digas esa tontería que iba a soltar". Y uno se queda callado.

Jordi dijo...

a mi no me sorprende tu confesión sobre la historia de amor entre tu coche y tú, aunque te veo más conduciendo por la carretera de la Coruña que por esas tierras secas del sur...
beso.

brujaroja dijo...

Buena elección la de Madame Bovary para un verano de sol. Buena elección la de tu destino, la del mar que te aguarda y que te hará renacer, y volver aún más guapa, feliz, renovada...

aroa dijo...

bueno, estoy en la primera parte de las vacaciones... reposando invierno... luego me queda la segunda, más movida y lejana...

nán, nos la debemos pues

jordi, qué gusto ayer por allí en voz, hoy por aquí, la veritat, ji

brujillaroja, me encantó madame bovary, que sabio Flaubert sobre nuestras, a veces, inconformes cabezas, y aún traducido, qué ritmo en las frases

Anónimo dijo...

TÚ NO TE LIMPIES LA CARA CON QUÍMICA.
ESO... ESAS
AQUELLAS
LAS OTRAS.

carmen moreno dijo...

El Sur siempre es extraño, Aroa.

María a rayas dijo...

querida aroa...y yo en este Madrid que es un desierto con una nevera vacía y una maleta cargada de sueños improbables y montañas picudas e islas de paso tranquilo en las que me veo rodeada de críos, montada en bicicleta con sombrero de paja y un amor (el amor) de la mano...

se que todos merecen vacaciones...pero dime...cuando vuelves???
que yo también cuentos los días...

María a rayas dijo...

y bueno...que yo si me quejo...ya sabes...

aroa dijo...

puff, volveré el 25 me temo, finde en sanlúcar, y portugal...
te llamo pequeña
y me cuentas todo qué tal

david dijo...

Cabo de ¿Gata? ¿Tú no decías que no te gustaban los felinos, walkiria de cuatro ruedas?

Y yo mientras aquí en Madrid, haciendo navegar mi oficina, y con ella la ciudad, y con ella el mundo, y nadie se da cuenta (yo creo que por la falta de reprise de las placas tectónicas, que tienen el embrague duro, pero cuando le pille el truco veréis, veréis).

Pero ya me iré yo, ya, sur, y luego oeste, y luego norte, y luego este. Ya iré, ya. Sombreros negros de alas anchas, ya los veré yo, ya.

(Y Carmen: TODO es extraño)

Marcelo dijo...

Si pasas por un pueblito llamado Alozaina me avisás, que ahí nació mi madre y me dijeron que es precioso...
Empezó la campaña: por 100 comentarios al post n° 100 de Brujaroja. Colabora!

Pi dijo...

Me apunto a esas mujeres que, como tú, no sueltan el volante. Este finde he cogido la campsa... imagínate.
Pásalo bien, reina, y cuenta, cuenta..

silvana melo dijo...

Se te extraña, amiga
Volverás con piel dorada y cansada del camino
Pero entera
En mí ya está a las puertas la primavera. Se huele, se intuye. Aunque el frío quema.
Un abrazo aljabado
Silvana

Anónimo dijo...

Arrúllate en las olas y déjate salar la piel para contar vida a tu vuelta. Y sobre todo disfruta de esas niñas sin máscaras. Seguro que es lo mejor de ese cabo sin gata. Un abrazote grande Aroa.Erato