9/7/08

La carne se fatiga
cuando el sueño.
Y la gente
es pisada
de la calle.
Y no mires atrás
porque te aviso
que sólo queda
el eco
-----------de
-----------------esa
------------------------mano.

6 comentarios:

carmen moreno dijo...

Sólo queda el eco de esa mano. Pero, aunque quedara mucho más, mejor, mucho mejor, no mirar atrás. Si no caminó contigo, ¿a qué recordarlo?

NáN dijo...

Footfalls echo in the memory

(a veces no hace falta más)

Lara dijo...

yo creo que caminó con ella, pero se ausentó un momento, para que así pudiera recordarlo...

david dijo...

Uy, yo es que soy de mirarlo todo, sabe. Nunca se sabe qué puede estar pidiendo una foto, ni en qué dirección. Y los ecos son reflejos de sonido, y los reflejos y yo, ya sabe usted el cariño que nos profesamos.

Que no es tanto como, pero. Ya sabe usted.

(Usted, de hecho, sabe mucho. Y hace ruiditos misteriosos y espía por encima de los hombros, ¡hm!)

Mega dijo...

Otra cosa
sería
descubrir
de pronto
que esa mano
sujeta
todos
tus pasos

---y tus ecos

Un abrazo, Aroa

Wakkom Fri dijo...

...Cuando todo el mundo duerme, voy cortando en recuerdos trozos de mi cerebro, los marco numéricamente: “el uno, el dos…”; y la suma de las partes, fluctuantes entre sí, no deja lugar a dudas: “hazme olvidar”.