12/1/08

la casa

El barrio en gris y agua está precioso. Jugamos a encontrarnos por Madrid. No seremos los primeros. ‘Bájate en Noviciado. Echa a andar. Piensa como yo sentiría. Entra. Te espero con un berso y un café’. Le escribía en un mensaje. Pienso que llueve. Que puede no encontrarme. Pero llega rápido a 'El ladrón de tinta'. Vino blanco. Y después, cuando la noche, mucho más.
Cruzamos por primera vez el patio. Mientras el cielo y yo nos reconocemos en ese pequeño retal nublado que recorta, dos flores se estremecen en el frío más afilado del invierno. La casa.
Marta da palmadas feliz por todos las habitaciones con su abrigo nuevo. Hay ventanas que no tienen cristal, y no entra el frío. No se atreve el viento a despintarnos. La cocina llenándose de olores. Las camas que se abren. La televisión reflejándose en las ventanas. Habrá vida.
Hay silencio. Hay futuro. Porque las casas en la que aún no hemos dormido guardan en sus esquinas todos los futuros posibles. Las risas. Los pasos acercándose a la puerta. Vernos cruzar el patio bajo la noche. El sol y las flores en la primavera. El sonido del teléfono. Las reconciliaciones. Las lágrimas.
Una casa es un truco de magia infinito.
Tiene dentro de sí todas las vidas posibles.
Esta es la mía.

¿Qué más quiero pedir a Madrid?

Es verdad. Tengo agujetas de reir.



17 comentarios:

david dijo...

Qué bonito brindis al futuro y qué bonita forma de darle la razón al tipo aquel que decía anoche esas cosas sobre el futuro y el presente, ¿eh?

Sí que es bonita la casa, sí, lástima que, en fin, el fotógrafo sea así de torpe y no haya un testimonio gráfico porque crueles seguidores del Atlético de Madrid le secuestrasen la herramienta y, esto empieza a ser rutina, al pobre Jonathan Safran Foer, hay que ver.

A Madrid, pídele lo que siempre se pide, imposibles. Pídele nieve, pídele aparcamientos, pídele bares sin garrafón. Así se distrae con todo eso y va haciendo concesiones, pensando, boba ciudad, que son asuntos menores.

Y lo de las agujetas de reír, ya te vale: Si es que no se puede estar tan contenta, mujer.

Rodolfo Serrano dijo...

Nuestras vidas, nuestros encuentros.
Besos

elchicoquequeriaserbreteastonellis dijo...

Joder, la hostia, qué bonito, ¿no?

Lara dijo...

Tú aquí tan feliz, con una batalla de entradas que no había leído, encantadoramente y qué bien qué bueno y todo eso, yo apenas sin sentarme, viniendo poco pero siempre viniendo.

Un beso fuerte,

hablamos

prontito.

Marta dijo...

no hago más que imaginarnos allí dentro, haciendo hogar!. Y fuera, paseando el barrio, saludando al carnicero, comprando saxofones...Aruuuuuu!!!(palmas)

AROA dijo...

hola amigos todos!
invitados quedan con mucha antelación a la inauguración de esa casa cuando toque, pongamos que hablo de febrero!!!

daré coordenadas para compartir esta alegría

besos a todos

NáN dijo...

Muy bienvenida, vecina.

carmen moreno dijo...

"Porque las casas en la que aún no hemos dormido guardan en sus esquinas todos los futuros posibles." Ufff. Qué bueno.

Anónimo dijo...

Ayyy y yo me la perdí,pero no importa, porque tus ventanas son mis ventanas.
David, Prometo no secuestrar más tu cámara.
Besos
Belén

AROA dijo...

yo creo que se la dejó aposta para volver a esa casa tuya taaaaaaan bonita y picar al atlético...
y tomarse orujos de hierbas sin comer...

carmen, no sé si te fuiste, pero veo que regresas...
nano... cuando viva ahí... ay, cuando viva... ahí, tan cerca

conde-duque dijo...

Chulísimo.

AROA dijo...

la foto nueva se la he robado a un hombrecillo que ha recuperado la cámara secuestrada por belén, la de ahí arribita

david dijo...

Y con ello has conseguido que cierto fotografillo de un paso más hacia el mundo de la grandeza fotográfica: Ya no sólo vende fotos (¡cóbralas!), sino que además le hacen leaks v_v

En fin. Ya saldrá en el fotoblog.

Alejandro dijo...

Qué bueno que Madrid se porte. Pero no te olvides de volver... qué pasó?

aroa dijo...

perdón...

María dijo...

y mi casa, que es tu casa, está tan cerca...que puedo ir andando, llevarte el tomate, tú pones el aceite, marcarnos un domingo burgués, coger la guitarrilla, dejar pasar el día, y otro, bebernos las noches, sin carreteras que esperen a la vuelta, sin manecillas de reloj moviéndose...

cuanta felicidad...
la nuestra...
ay jaaar

Mega dijo...

"Hay silencio. Hay futuro. Porque las casas en la que aún no hemos dormido guardan en sus esquinas todos los futuros posibles."

Nuestra casa es nuestra segunda piel. Tal vez, incluso la primera.
(Yo vuelvo a la mía en breve. Aunque esto de aquí lo recupero en un futuro cercano...)