6/9/07

con agüita del mar andaluz

quise yo enamorarte

(vuelvo al sur)

8 comentarios:

AROA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Estoy trasteando por aquí pro primera vez, y no sé si esto se publicará cuando...... zsasaasratatán! aparece esto y me he sentido tan tentado de decirte:

"pero tú no tenías más amor que el de Río de la Plata"

LLámalo DF, Córdoba, Caribe, X... lo que quieras.

Ya te vale Jar. Hale, te mando un beso.

igor dijo...

...enamorarse, que en inglés lo llaman sumergirse (fallin' in love)... y es que uno no bucea si dos no sueñan en ahogarse... mar andaluz que estos días huele a sal y a traición sobre los restos del naufragio... barquitos de madera vieja, tantos años sin lápices nuevos... un beso navegante!

Lara dijo...

Y yo que vengo de allí, y me supo a tan poco el mar, ahora que era septiembre y el sur estaba como todos los septiembres del mundo, único único sur con mar tan largo.

Lara dijo...

Y por cierto, que esa canción que citas del Sabina fue durante mucho tiempo mío sureño, la más preferida de todas, quizá porque en esa época todos nos sentábamos en corros, a merendar besos y... Jo.

AROA dijo...

lara...
y a mí también me gusta mucho mucho!!!

al principio
porque solo entendía una parte, la del rastro, porque mi abuelo tenía un puesto imposible (por los bártulos que vendía allí)y a él la asociaba, inventandome otras partes. Mi padre y yo la escuchamos todo un viaje en coche camino a Alemania cuando yo tenía 9 años

luego rellenando sus huequitos y sabiendo la historia, el asombro...

más tarde es el recuerdo del intento de cantarla muchas veces con un amigo en otro país (ya no digo cual que me llaman pesá) ...

al final es el recuerdo de tanta noche pasando, sentados en corro, batallas, botellas, humo, mirarse, reírse, sin hacer nada... ahora como que en esas noches a todo el mundo le entran ganas de ganar horas de sueño, de hacer cosas, de buscar techos altos...

joe... ya soy un poco batallitas... verás cuando me caigan mas años

yo mismo dijo...

vuelve, vuelve cuando quieras, aquí siempre tendrás un sitio.

el olor a sal, a azahar, a aceite y vino... el blanco de las casas encaladas, el celeste del mar, el verde de sus campos...

todo es especial en andalucía, todo se ve de otra forma cuando estás al sur. un beso.

erato dijo...

Aroaaaa. Me encanta volver a leerte. Y además con el sur de por medio. Genial.Seguiré tus pistas. Un besote maja.