26/6/12

la poesía era el lugar



"Pequeños dioses de viento y de papel. ¿Por qué nos abandonaron? La poesía era el lugar y sigue siéndolo aquí. Pero este llano,

este desierto... Yo no soñaba sino con pinos dorados. Yo pensaba en romper la música y dibujar con palabras el aliento

de los pinos.

Pertenecer. Pertenecerse.

Obtener agua y continuar ensombreciendo el sol con las verdades. Sobrevivir. ¿Es ésto lo que queríamos? Queríamos vivir,

no sobrevivir.

Y qué es el poema sino un puñado de pájaros muertos en la mano.

Y qué es el poema sino un disparo al sol desde detrás de un peñasco de colores.

Y qué es el poema sino sobrevivir entre piedras calcinadas y antiguas.

Hay que inventar un agua en la garganta.

Pertenecer. Pertenecerse. Es esto todo al fin cuanto queríamos.

Un silencio incompleto. Un lugar de ceremonias sencillas y perfectas. Sólo falta que inventemos un viento."
 
 
 
La mirada de los héroes

Paulina Winderman

y después rabia, mucha rabia

6 comentarios:

NáN dijo...

¿Por qué la rabia, si hay poema donde estar?

Aroa dijo...

a veces, los poemas son tiritas temporales

no niego su cura

Lara dijo...

un agua en la garganta!

NáN dijo...

agua viva.

Se ha bebido dos botellas de cocacola llenas

de vino de Chiclana

Ya tiene las ganas

y ahora solo busca un sitio

donde le dejen cantar"

Kiko veneno

h.j. dijo...

¿y qué será después de todo esto?

Aroa dijo...

supongo que un algo ave fénix tendremos todos

los resurgidos