20/1/10

vida

Qué hacía mi madre cuando en las eternas tardes, bajo la luz verde de la hierba fría recién cortada, yo extendía mi mesa de papeles y lápices. En qué pensaba dentro de aquella C-15 azul marino al pasar por la fábrica de fundiciones, al girar en la curva del polígono, al mirarse al espejo y hacerse una trenza, al secarme el pelo. Pensó en mí antes de que yo fuera yo. Con qué soñaba esperándome de noche a la salida de aquella Casa de Cultura de hormigón donde yo estudiaba el alemán que sigo olvidando. Qué le dijo cuando la suya le reprochó alejarse los 30 kilómetros que hoy nos alejan.

Creo que empiezo a hacerme preguntas muy extrañas.


26 comentarios:

Portorosa dijo...

Poco habituales, pero importantes. Necesarias para, como sugiere tu título, vivir.

Un beso.

Aroa dijo...

Son estas nuevas pequeñas cosas.

Erato dijo...

Preciosas esas pequeñas-grandes cosas, Aroa.Abrazo

Aroa dijo...

Erato. Cuánto tiempo. Te mando un abrazo gigante.

Pi dijo...

POr eso, para cuando Nicolás se haga la misma pregunta (se la hará, seguro), me hice una foto premeditada con él en la barriga, leyendo el Cielo Protector. Mamá pensaba en cosas que no eran de mamás. (uy! la palabra de verificación es "fotes")

Miguel Ángel Maya dijo...

...¡Joder, es verdad, nunca lo había pensado!...
...Qué bueno, Aroa...
...¿Cómo se imaginaba nuestra madre que seríamos?...

Miguel Ángel Maya dijo...

...Acabas de darme motivos para un nuevo insomnio...

Aroa dijo...

como no duermas bien, Maya... pensando en tu tú fetil...

Pi, tu Nicolás la hará porque se le ve bien preguntón.

Gemma dijo...

Eso tuyo de pensar como haces "a vista de pájaro" sí que resulta interesante...

En cambio, ya te digo ahora que lo que te pasa con el alemán es algo normalísimo. Así, cuanto más aprende uno, le parece que menos sabe y que peor lo habla... ;-)
Besos, rubia

david dijo...

Aroíta, yo no creo que sean preguntas tan extrañas.

Aterradoras quizá sí, o sin quizá: sí, ja ja, pero extrañas no.

El mundo antes de nosotros, la gente que queremos antes de nosotros, llaman a la curiosidad. Yo de pequeño recuerdo mi tremenda confusión cuando comencé a comprender la edad del mundo y los escalones de la historia, cuando aprendí a distinguir entre unos pasados y otros, a ubicarlos en antes y en mucho antes. Todavía recuerdo cómo para mí era lo mismo la Guerra Civil que la Guerra de Independencia, y cómo me imaginaba a los abuelos y a sus contemporáneos levantados hoces en ristre contra las tropas napoleónicas, en fin: un caos.

Claro que es que en aquel entonces más que preguntarse uno inventaba.

Aroa dijo...

Gemma, en realidad mi problema siempre fue la pronunciación, primero me tomaban por alemana, no sé por qué, pero abría la boca y.... aaaaaaaaah aus Spanien!

¿La edad del mundo david?
yo sigo sin comprenderla
ya tú sabes los chutes documentales para entender
y nada

besos

Felipe dijo...

Siempre hay que hacerse preguntas y más como estas, el problema es cuando no hay respuestas.
Me siento muy orgulloso de compartir contigo las palabras de Rodolfo,! que tio¡ es impresionante.Todavía tengo marcados los surcos de las lágrimas al entrar en su blog.
Es un referente y un amigo.
Voy a por tu libro...
Un saludo:El Bolu

Aroa dijo...

Muchas gracias Felipe por tu visita. Ayer fue un momento muy bonito. Allí. Rodolfo ha sido muy generoso.

Me alegro también.
Un abrazo grande.

Felipe habla de esto: http://rodolfoserrano.blogspot.com/

Niuqech Madhatter dijo...

Siempre es bueno hacerse preguntas, no las hay más o menos extrañas, todas quedan relegadas a la duda resuelta cuando encontramos las respuestas. Jajaja

Un placer saber de alguien más que ayer compartió las "Historias de Madrid" del maestro Serrano en el foto de Fnac. La verdad es que con el ambiente que había no me extraña que Ismael dijera lo de que su padre es militante de la amistad.

Prometo sumergirme cual buzo en tu poesía en un ratito de estos.

Salud

Nieves dijo...

Se puede?. Un sitio lleva a otro sitio y por aqui ando. Enhorabuena.

LUCIERNAGAS DE CIUDAD dijo...

Me ha encantado descubrir tu blog. Tus versos, las fotos... hermoso de verdad.


Saludos desde Barna!

ETDN dijo...

Ay, las madres. Como le dijo Mafalda a la suya: "que en esto a las dos nos licenciaron el mismo día". No es fácil ser madre ni tampoco hija (aunque lo diga un anuncio).

Ay, Aroa, tus extrañas preocupaciones me inquietan (y me alegran)...

(uy, la palabra de verificación es "parida": oportunisima en todas sus acepciones, la de tontuna por mi comentario, claro)

virgi dijo...

Dos ojos, dos miradas.
Confluyen poco.
Pero cuando lo hacen...qué gozada!

Besos, maravilla de chica, genial la foto

Aroa dijo...

Hola a todos, nuevos y viejos amigos de este blog. Gracias por pasar por aquí, por este viaje. Iré visitando también vuestras casas. Un placer de compañía.

Besos a todos.

Aroa

Gregorio Omar Vainberg dijo...

No son preguntas extrañas, son las que nos acompañan durante toda la vida,
]Un abrazo

Marian dijo...

Yo me hago muchas preguntas extrañas y menos extrañas pero es un fastidio saber que me quedaré con las dudas...

Que bonito el fondo del blog.

un besazo!

Anónimo dijo...

SIEMPRE TAN COTILLA....
PUES NO TE VOY A RESOLVER TUS DUDAS. BESOS
MA

NáN dijo...

La mía lo tenía absolutamente claro.
Un día me dijo: "Eres un buen chico, sé que lo eres, pero también eres una mala influencia para tus amigos".

No nos creamos que las madres son tontas y ahorraremos una pasta en psicoanálisis.

Aroa dijo...

yo nunca he pensado que la mía lo fuera
lo contrario
por eso, siendo yo más bien tirando a bobina, me pregunto

Araceli Esteves dijo...

Hay que aprovechar a las madres mientras están entre nosotros, decirles las cosas que tenemos pendientes. Luego se van y te quedas con rincones sombríos donde queda todo aquello que no le dijiste.

Anónimo dijo...

Hack again?!