12/1/09

CUATRO NARANJAS. CUATRO.
Una para cada niña.
Trofeos de corazón acuoso.
Pulpa brillante. Carne
a punto de explosión.
Paladares furtivos.
Avidez del deshielo.
Una sombra de trenes
y de cuerpos pasando.
Detonación de la noche
de aquel siglo partido
y en el aire
la cuenta.
Una. Dos.
::::::::::::Tres y
__________ cuatro.
Cañaverales alcobas.
Cuatro naranjas
espantadas de niebla.

10 comentarios:

ETDN dijo...

Exprimiendo todo el jugo de tus palabras.
Las vitaminas para el alma siempre vienen bien.

bss

Virginia Barbancho dijo...

Y tampoco van mal para estos fríos... gracias por la ración de naranja, y suerte para hoy.

Beso.

Anónimo dijo...

!aY!, UN POEMA QUE ENTIENDO....

MUY BONITO....

SUERTE PARA HOY. Y NO SÓLO SUERTE

BESOS MIL

MA

Lara dijo...

es un placer ver cómo en estos días se han acumulado aquí mil poemas, palabrísimas
veo que tu cabeza hace run run
una delicia
naranja (y cañaveral, je)
ABRAZO!!!!!!!!!

NáN dijo...

Cómo me resuena Lorca. Ya el título impone un ritmo de lectura, una ensoñación. Una crueldad antipática de la vida.

naranjas espantadas de niebla.

¡qué bien!

aroa dijo...

cómo es, hay que ver cuando uno se mira para dentro

estoy en un bucle lorquiano
y necesito vitamina C

besos a todos, especialmente a la entendedora de poemas

david dijo...

Coincido con la perspicacia materna. Y quisiera incidir en la omnipresencia del color naranja a lo largo y estrecho (es que son versos) de tu poesita. A que soy avispadollo, eh?

Bersos, Naranjita.

Incombustible dijo...

Vengo a saludarte, a agradecer tus palabras en mi espacio y, si me lo permites, a llevarme una naranja que, como las has descrito, se me han antojado muchísimo.

Besos cítricos

PD:
¿Entendí bien que vienes a México?

aroa dijo...

qué apreciación sutil me muestras ... naranjito david... me cuestionaré entonces lo de darte tooooooooodos los poemas y hagas, verso a verso, una constructiva crítica de ellos...

eh?

siii incombustible, pa méxico que iré

tarde o temprano allá aterrizo, es de estas cosas que sabes que van a volver a pasar

martin dijo...

...
anonadado me dejas con tus revelaciones guionísticas, Don goyo.