1/2/08

de qué lado

Hijo de inmigrantes rusos
casado en Argentina con una pintora judía,
se casa por segunda vez con una princesa africana en México.

Música hindú contrabandeada por gitanos polacos
se vuelve un éxito en el interior de Bolivia.

Cebras africanas y canguros australianos en el zoológico de Londres.
Momias egipcias y artefactos incas en el museo de Nueva York.
Linternas japonesas y chicles americanos
en los bazares coreanos de San Pablo.

Imágenes de un volcán en Filipinas
salen en la red de televisión de Mozambique.

Jorge Drexler

Las coordenadas. Nosotros. Los demás. Los dolidos. La bronca provocada. Los que quieren hacerse daño a todo riesgo. Las páginas. La mesa. Lo parecido. El frío hostil y europeo. La chamarra. La cadera. La coleta. Los ojos. La noche. Empieza. El acento. La caja. Los días negros del ibex. La importancia. Los restos del amor sobre los platos. La precampaña. La mierda. La calle. Aparcar. La bolsa. El pijama. El olvido.

Al sur de las ciudades, 31 de enero de 2008

Espero en el kebap. Dos. Qué. Turcos. Trabajo en cine mudo y sin avance en la esquina de la calle. Veinte personas cenando y cierto aire de mesa sin manteles. Y una emisora latina salsea la cena. Empieza la noche en la 7 aún entre semana. El picante. Es Madrid. Es enero aún por unas horas. Las contracciones. Es otro año. Pero la piel es morena. Pero la sonrisa es otra. Lo que tiene en común un kebap con un taco al pastor de cualquier calle/avenida. Dónde. La inmigración. Las fronteras. El susto. La película. El mito. El hambre parpadea. La luz. Mis días de extranjera. Sin precipicio ni sed. Sin somier sí. La búsqueda de los rincones-casa. Mi sentirme de dónde. Mis tenues raíces. La llegada tarde de los mensajes de la noche. El hemisferio. La espalda era la misma. La tos era otra pero tampoco nos dejaba dormir. La humedad. Las latitudes del aire. Aquí el polvo, el frío, la epidemia, el disco duro. La fragilidad. El estado grave de los apaleados en las bocas de metro. La cuna. La buena suerte. El truco. El pan.

Y hoy lo inacabado tendrá la luz del día si cruzo el río camino de regreso.

.

Agencia de prensa francesa: 4 days ago: Palestinian children play at sunset at the breached border between Egypt and the southern Gaza Strip in the divided town of Rafah

3 comentarios:

Anónimo dijo...

JO....
QUE COMPLICAO.....
ya me lo explicarás

ma

david dijo...

El mañana.
El mañana.
El mañana.
Y el "hummm".

(Y sabía yo que los franceses, cuando nadie les miraba, hablaban en inglés. Tenía yo esa sospecha...)

En fin, el campo, el coche, la noche, la música aborrecible, la familia, la cena, la bronca con el padre, la rutina, la costumbre y la ternura implícita, el amigo, las copas, la tertulia surrealista de todo buen viernes, el frío de la noche, el andar cansino y feliz por la cuesta oscura, el capítulo 1 de la 4ª temporada de Lost, el dormir, el despertar, el monte y una Nikon, el cumpleaños feliz, el comer, los pasteles, la sobremesa, el trocito de capítulo de los Simpson, el coche, la carretera y delante eso, todo el mañana, mañana.

AROA dijo...

te lo explico de sofá a sofá ma o sobre la mesa de la cocina, pero ... es lo que hay. no hay más...

y david...
es que esas fotos salieron esta semana en AFP y me pareció muy impactante toda la serie de la frontera egipcia
y qué se le va a hacer si el inglés es el idioma de las agencias internacionales (mira casablanca, ni árable, ni alemán, ni francés...)

a ver si coincido contigo de casualidad un día de estos... y te enseño esas fotos, ya que intuyo que eres aficionado (ji... ojos para arriba)

cuándo
cuándo
cuándo?

me voy aprovechando la calma de la tos!besos ma y da-viiiiid