2/9/12

confiada


En una tarde de pasos calientes e impuesto silencio, me lancé al Caribe como quien entra en el Mediterráneo, decidida y pez. Y fue ese mar de siete azules quien me recordó que al agua se entra despacio, con permiso y sin confianza. Me arrancó hasta su orilla y allí me dejó despeinada.

Le puso nombre a la sensación que tuve durante todo el viaje. 


7 comentarios:

Viuda Dehombrepez dijo...

Me gusta.

Portorosa dijo...

Qué distinto parece.

NáN dijo...

los ángeles se mueven con confianza.

Ostis, he entendido la palabra a la primera: naoning

Aroa dijo...

"naoning" es algún gerundio relacionado contigo... vale! voy a quitar el antispam

Aroa dijo...

creo que ya no hay palabras antirobot... que te me distraen del objeto

Aroa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
virgi dijo...

Entre los ángulos de tus brazos salta la espuma, refrescante, de tus letras.
Un beso, Aroa
(me encantó, como siempre.
esta y las anteriores)
(y me encantó que me visitaras)