12/5/13

the fourth season



El viejo mafioso es el sheriff
y el predicador
ha muerto.
Ava mató a su marido. Ava Crowder es una rubia
camisa a cuadros
del sur. A veces
una gota de calor
por sus piernas. A veces
las piernas de Ava enloquecen a Boyd.
Es de ese sur
donde la vida está agarrada por dos sogas
donde la vida
se quema como el sol
quema los veinte años
y más allá de tu coche
dormido
hay unos árboles y detrás de los árboles
la tumba de tu padre
está a la sombra.
Los insectos de los manglares viven dentro de las botas de Ava.
Ellen May sí se siente culpable. Porque
los cuerpos muertos de los muertos
pesan. Y los cuerpos vivos de los muertos
pesaban demasiado.
Debajo de la tierra
invertebrada
pequeños animales
conocen el secreto.


Este poema contiene serios spoilers de una serie.
Este poema es para  él, que me contó durante un buen rato de sol y sombra
toda la historia . Consciente del juego, me permito.

4 comentarios:

NáN dijo...

Y haces muy bien en permitírtelo.

A mí también me ha enloquecido la gota de calor resbalando por las piernas de Ava.

Pero no tanto como tu poema anterior: ese agarrar la vida con la fuerza lunar (menguante-creciente) de la rabia.

Leídos los dos juntos, veo una voz nueva que celebro.

Aroa dijo...

Ýo también oigo una voz... y estoy preocupada por mi cordura.

virgi dijo...

Y el blues, ¿para cuándo?
Besitos

Aroa dijo...

gracias que no tengo el don musical... podría ser una torturita