8/2/13

la tarde


a ratos
me deja sorda el silencio
de la casa

así que he puesto tres veces seguidas la cara B de un disco de Billie Holiday
all of me...
(solo sea volver a presionar el start y clac, luego la aguja sobre el vinilo y arranca, diez segundos)

... y Herta Müller me encuentra sin abrigo:



Tiemblan las flores en el bancal sobre los gatos que chillan
enzarzados y se bombean fuego en la barriga y gimen cuando les
inyectan semen en el vientre y se llenan el hocico de arena a fuerza
de chillar.
En el moral, las gallinas son arrancadas de su sueño, aletean un
instante en el aire, caen pesadamente al suelo y acaban describiendo
sobre la arena círculos concéntricos cada vez más pequeños, hasta
que ya sólo tocan un punto y pesan tanto que sus patas no pueden
sostenerlas.
Y entonces se desploman, arquean el cuello, abren el pico y se
ahogan en la oscuridad. Mientras la luna cae y cae.

7 comentarios:

NáN dijo...

Estás para que te encierren... y no te dejen salir de casa hasta que ese día hayas escrito una página llena de belleza y emoción.

Aroa dijo...

Me voy a escapaaaaar.

Portorosa dijo...

Es que Billie, a quién no le acompaña. Lo malo es que, alegrar, tampoco es que alegre demasiado.

Un beso.

Aroa dijo...

No, sobre todo cuando sabes lo que la voz esconde... Aunque no tiene o sí nada que ver esa forma de interpretar con lo que uno arrastra.

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=1_v7Ff2AiL0

Aroa dijo...

Quién deja este regalo nocturno?

Franzl dijo...

¿Le ha gustado a usted? Lo dejé en agradecimiento simbólico, porque me agradó su blog, y me pareció oportuno.