24/4/11

Los cuadernos de la abuela Nicanora

Antípoda del circo de la literatura.
Una mano arrancaba
a la luz, sombra.


El Real de San Vicente (1901)
Nicanora es la tatarabuela de El Fotógrafo.


5 comentarios:

Lara dijo...

Flipo!

Aroa dijo...

yo también flipé. Y los cuadernitos eran para verlos, hechos a mano, con tapitas de postales de Jerez, de papel que envolvió tejidos, mapitas de España. Todo religión eso sí. Pura devoción. Pero ¡una mujer en un pueblo! ¡en 1901!

Lara dijo...

Y esa letra!

NáN dijo...

Sus ganas de tachar ya revela intención bendita (que no bendecida).

david dijo...

Y yo que no sabía nada de todo esto... ¡qué despiste!